Rutina matutina para el desarrollo físico y espiritual

“Solo los pequeños cambios logran grandes resultados” te invito a conocer mi rutina matutina de solo 10 minutos que de seguro mejorará tu salud espiritual y física.

He decidido compartir con ustedes mi plan de actividades matutinas que solo toman los primeros 10 minutos al despertar pero que me han ayudado a prepararme para recibir el nuevo día de la mejor manera posible, manteniendo el bienestar espiritual y físico.

1. Agradece a tu Dios por un nuevo día de vida

Si crees en un ser supremo, toma dos minutos de tu tiempo para agradecer a Dios por un nuevo día de vida, agradece por lo que tienes y lo que no tienes, no olvides dar gracias por la compañía de tus seres queridos y por supuesto de todo lo que te rodea. Con solo dos minutos es suficiente para agradecer por lo que Dios y la vida te han concedido. Ser agradecido te hará sentir más cómodo emocionalmente.

2. Levántate y haz estiramiento muscular

Al dormir, los músculos entran en un estado de inactividad y para lograr su más eficiente funcionamiento se deben despertar de la mejor manera posible y que mejor que despertarlos con un estiramiento suave pero profundo en horas de la mañana, esto ayuda a que se active la circulación de la sangre por todo el cuerpo y por supuesto hacia el cerebro, lo cual hará que te sientas más activo y tu mente se encuentre más concentrada durante el día.

3. Toma un vaso con agua en ayunas

Después de estirar toma un vaso con agua, esto ayudará a activar los órganos internos, eliminar toxinas que nuestro cuerpo no necesita y mejorar la circulación sanguínea hacia todos los órganos de nuestro cuerpo, esto nos mantendrá más alerta durante el día.

4. Haz ejercicios de respiración

En algún lugar de tu casa libre de ruido y perturbación, ponte en la posición de loto con la columna recta o en alguna otra posición que facilite la entrada de aire a tus pulmones e inicia un ejercicio de respiración lenta y profunda durante dos minutos, esto ayudará a relajar tu cuerpo, controlar la ansiedad y oxigenar tu cerebro.

5. Haz meditación

Continúa con el ejercicio de respiración y mantén tu mente en “blanco”, (aunque literalmente este estado se alcanza solo con la muerte) trata de concentrarte en la respiración y evita pensar en algo más. Este ejercicio nos ayuda a estimular la creatividad del cerebro, mejora la memoria y aumenta el cociente intelectual.

Estas simples actividades solo tomaran diez minutos de tu día laboral y de seguro mejorarán la calidad de vida y te hará una persona más eficiente y creativa. Recuerda practicarlo sin interrupción durante 21 días para que logre convertirse en un hábito.

Comparte con tus amigos...Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *