El lado oscuro del emprendimiento

El lado oscuro del emprendimiento

Si estás leyendo esto es porque sabes que el emprendimiento no es como lo pintan o como lo relatan algunas personas, y sabes que para alcanzar el éxito debes recorrer un camino de espinas (en la mayoría de los casos). No quiero estigmatizar el arte del emprendimiento pero si quiero enfatizar en que emprender un negocio nuevo no es tarea fácil ni rápida y que requiere de mucha disciplina y paciencia.

Inestabilidad económica al iniciar: si decides emprender tu negocio no creas que de inmediato serás rico o lograras estabilidad o libertad financiera, te invito a que te bajes de esa nube y pongas los pies en la tierra. Cuando emprendes estas expuesto a escasez financiera y muchas veces deberás recortar al máximo tus gastos para intentar sobrevivir en el mundo del emprendimiento. La estabilidad financiera llega con el tiempo y quizás también tengas cerca o disfrutes de la libertad financiera cuando tú empresa o negocio se estabilice en la cima del éxito.

Tu familia y/o amigos no estarán de acuerdo con tus ideas: por lo general la gente no va a creer en ti cuando te lances a ser emprendedor, y muchas veces (no siempre) tu familia se convertirá en una fuente negativa para tu emprendimiento. Esto es normal, ya que no creerán en ti hasta ver con hechos que tienes toda la capacidad para ser un emprendedor de éxito. Perderás algunos amigos pero todo esto al final, valdrá la pena.

Mi consejo para esto es que seas humilde ante situaciones incomodas en las cuales amigos y familia te den la espalda y no olvides apalancarte en los comentarios negativos.

Una puerta cerrada se convertirá en pan de cada día: no te alarmes, no te rindas cuando presencies que tu idea de negocio es desechada por tus inversionistas o tus posibles clientes, esto se repetirá algunas veces o tal vez muchas veces, pero el éxito radica en no rendirte a pesar de los tantos golpes que recibirás cuando cierren una puerta en tu cara.

El fracaso será tu fiel compañero, por lo menos por un tiempo: debes prepararte psicológicamente para aceptar que vas a fracasar algunas veces durante un tiempo, muchas veces el fracaso es inherente al emprendimiento. Caerás y te tropezaras con obstáculos que te harán pensar que no naciste para esto, pero debes ser consciente de que el fracaso es una de las mejores enseñanzas en la vida. Como emprendedor debes aceptar, reevaluar y enfrentar el fracaso, recuerda que fracasar una vez es experiencia pero fracasar dos veces en lo mismo es cometer un error.

No tendrás dinero para emprender: en tus inicios siempre te encontrarás con la escasez de capital para emprender, muchas veces tendrás en tus manos un negocio que parece ser el mejor negocio de tu vida pero no tendrás el capital. Y no nos digamos mentiras, para iniciar un negocio se debe tener un capital, ya sea pequeño o grande pero siempre necesitaras el dinero para montar tu negocio. Afortunadamente existen inversionistas que pueden apoyar económicamente tus ideas y algunas entidades bancarias tienen líneas de crédito para emprendedores.

No olvides dejar tu comentario y compartir este artículo con tus amigos.

Comparte con tus amigos...Share on Facebook11Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

2 thoughts on “El lado oscuro del emprendimiento

  1. La…luz de un buen emprendimiento…
    Permanencia …..hacer Las cosas
    correctamente….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *