Cómo administrar las utilidades de un emprendimiento

Iniciar un nuevo negocio requiere de una gran capacidad de trabajo y disciplina y muchas veces esto se convierte en el factor de éxito de los nuevos emprendimientos. Pero más allá de tener gran capacidad de trabajo y ser disciplinado también se debe tener conocimientos en el manejo del dinero, el cual es uno de los recursos más importantes de una empresa y se debe invertir sabiamente.

1. Hacer un plan financiero para el manejo del dinero y las inversiones

Cuando la empresa se encuentra en etapa de nacimiento y crecimiento es necesario dejar claro qué reglas financieras se deben cumplir para lograr mantener el desarrollo de la compañía, y tú como emprendedor estas en la capacidad de definir los lineamientos a seguir en cuanto al manejo de las utilidades. Previo a esto, es importante resaltar que se deben definir los salarios de cada uno de los socios siendo realistas en cuanto a las proyecciones de la empresa.

Muchos emprendedores caen en la tentación de adjudicarse un sueldo demasiado alto en sus inicios lo cual es perjudicial para las finanzas de la compañía. Para evitar esto se aconseja definir un sueldo que muchas veces es inferior al mínimo establecido por la ley pero que con el avance del tiempo se podría aumentar hasta pagar lo justo por el trabajo que se realiza.

La ley exige que en contratación se pague a los empleados el salario mínimo dependiendo del tipo de contrato, pero, aterrizando un poco esta premisa a la realidad, es difícil pagar el salario mínimo a empleados cuando apenas la empresa está naciendo. ¡Pero es una obligación!

Con lo anterior es importante destacar que muchas empresas que hoy en día son exitosas iniciaron sin tener la capacidad económica para pagar un salario mínimo a sus empleados, pero lograron motivarlos y mostrar un futuro prometedor para cada uno de ellos que además se les ofreció una participación accionaria dentro de la empresa a cambio del sueldo.

A continuación comparto con ustedes tres consejos para fomentar el desarrollo de una empresa cuando ésta se encuentre en la etapa de crecimiento.

2. Define un porcentaje de las utilidades netas para tener un fondo de reserva

En caso de quiebra, recesión o dificultades comerciales y financieras. Puedes destinar el 15% de tus utilidades netas.

3. Define un porcentaje de las utilidades netas para innovación

Muchos negocios se “estancan” cuando alcanzan reconocimiento y cierta estabilidad y se olvidan de innovar y estar en constante evolución, lo cual permite que la competencia tome ventaja y en algunos casos, esto puede conllevar al fracaso de un negocio. Para evitar que esto pase, destina un porcentaje de la utilidad neta para invertir en innovación y estar al tanto de las tendencias y la evolución del cliente. Destina un 25% para innovación.

4. Extrae un porcentaje para expansión del negocio

Uno de los objetivos primordiales de una empresa es lograr expandirse y tener mas porción de mercado, por lo cual aconsejo destinar un porcentaje para invertir en expansión y crecimiento, el cual puede estar cercano al 20%

En total se estaría destinando un 60% de la utilidad neta para fondos  de reservas y actividades de crecimiento y expansión. El 40% restante se aconseja repartir entre los socios para fomentar la motivación y el trabajo de cada uno.

 

Comparte con tus amigos...Share on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *